Los Colegios de Trabajo Social de Canarias denuncian que el Gobierno de Canarias no ha dado a conocer la financiación para las medidas sociales del Plan Reactiva

 

El gobierno canario no ha recogido medidas como el aumento del personal en Servicios Sociales o la gratuidad del 012 que fueron propuestas por este colectivo profesional

 

Los colegios profesionales de Trabajo Social de Canarias queremos expresar públicamente nuestra decepción por el Plan Reactiva de Canarias aprobado por el Gobierno autónomo en su reunión de este jueves. Tras conocer el documento hemos comprobado que no se han tenido en cuenta medidas muy importantes que habíamos aportado. El presidente del Gobierno Ángel Víctor Torres ha presumido de la alta participación de colectivos sociales y agentes económicos, sin embargo el documento final deja fuera reivindicaciones históricas del colectivo profesional como el aumento del personal adscrito a los Servicios Sociales, unificación de criterios para el igualitario acceso a las prestaciones económicas relacionadas directamente con las necesidades básicas, duplicar en personal y en servicios la atención a través de los Servicios de Ayuda a Domicilio.

 

Desde el primer momento respondimos y colaboramos a la llamada del Gobierno canario firmando el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias, así como acudiendo a las reuniones con nuestras propuestas, pero nos sentimos convidados de piedra porque vemos que ni siquiera se recogen medidas que no significan un gran coste como la gratuidad del 012 y de otros teléfonos de información ciudadana o la actualización de todas las webs de las administraciones públicas y puntos de acceso gratuito.

 

Nos llama la atención que para el estudio del Plan no se haya ni contado con análisis de la realidad social y situación de los Servicios Sociales anterior al COVID a pesar de que eran datos públicos, que no se ha realizado ningún estudio o vaciado o acercamiento a los datos del impacto del COVID sobre los niveles de pobreza, pero sí sobre el impacto en el turismo.

 

También que mientras sí se incorporan medidas concretas en sectores como el turismo o la construcción, e incluso las mismas sí cuentan con financiación en el documento presentado, las medidas expuestas dentro del Plan en materia de Servicios Sociales, no son medidas concretas ni tampoco se ha dado a conocer la ficha financiera de las mismas dentro de este Plan.

 

Sabiendo que este Plan debe pasar ahora por el Parlamento para su aprobación, solicitamos a los grupos políticos de la cámara autonómica que no se apruebe el Plan sin exigir al Gobierno de Canarias que recoja una financiación adecuada y suficiente para todas y cada una de las medidas que en materia de servicios sociales al menos sí han incluido. Los colegios de Trabajo Social de Canarias haremos llegar a todos los grupos parlamentarios nuestras propuestas para que  las valores y las incluyan en el Plan Reactiva. 

 

Los colegios de Trabajo Social estamos dispuestos a formar parte de la Comisión de Seguimiento del Plan una vez que lo apruebe el Parlamento, pero nos negaremos a ser convidados de piedra. La participación social debe ser una herramienta de la democracia participativa, y no debe entenderse como una estrategia de marketing para mayor gloria de los gobiernos. 

 

No se puede llamar Plan de Reactivación Social a un programa que no se compromete con el Sistema Público de Servicios Sociales, sin financiación, sin concreción y sin apoyo efectivo desde las estructuras públicas competentes en materia de financiación o contratación de personal, no podremos afrontar la crisis social que ya vivía Canarias y que la COVID 19 ha agravado.

 

Hasta que no se solventen las importantes lagunas y vacíos que en materia de Servicios Social sufre este Plan, desde los colegios profesionales de Trabajo Social, como profesión referente en este ámbito, no podemos apoyar ni validar el contenido del mismo. Volvemos a pedir a todas las administraciones públicas que pongan en el centro el bienestar y la mejora de la calidad de vida de todas las personas.