La derecha ahora a por los pensionistas

 

Hace unos días que apareció, en algunos medios, la noticia de que los jubilados cobra de media el 51% más de lo que ha aportado durante su vida laboral a la Seguridad Social. Este dato es fruto de un estudio del IAE (Instituto de Actuarios Españoles). Dicho así, parece que se trata de algún tipo de organismo de carácter público, o algo parecido. Nada más lejos de la realidad. El IAE es un Colegio de Actuariados de Seguros, es decir, una organización privada, como lo puede ser el Colegio de Abogados, el Colegio de Arquitectos, o cualquier otro organismo colegiado.

 

Estos señores se han dedicado a realizar una serie de estudios, barajando determinadas cifras, que no han especificado y han llegado a determinadas conclusiones. En definitiva, parece que las grandes corporaciones de seguros quieren tratar de manipular a la opinión pública para reventar el sistema de pensiones y, a la postre, conseguir que la ciudadanía vaya, como las ovejas de un rebaño, por el camino que ellos quieren: establecer un seguro de jubilación, o algo parecido, que uno pagaría durante su vida laboral: Ese es, a mi juicio, el objetivo final.

 

Sostienen que ellos no se basan en criterios políticos, que sólo se basan en números, en criterios matemáticos. Por lo visto se les olvida algo de sustancial importancia: El Sistema de Pensiones español, ya sea de jubilación, de desempleo, de inserción, etc., contributivo o no, no se basa en criterios de rentabilidad, sino en criterios de solidaridad. Cuando uno aporta una cantidad a la Seguridad Social para que en determinadas circunstancias de su vida esté cubierto, no lo hace como el que invierte en bolsa o en un Fondo de Inversión. Se trata de un instrumento solidario, tal y como lo expresa la propia Constitución.

 

Si de rentabilidad se trata, ¿por qué no se dedican a realizar un estudio de cuanto aporta la Iglesia Católica versus lo que recibe? Porque también se pueden hacer números y jugar con las matemáticas.

 

Negar que no existe un objetivo político ante una de las piedras angulares de este país, como son las pensiones no es si no tratar de tomar por idiota a la ciudadanía, y tratar de parapetarse en métodos pseudocientíficos para apoyar las tesis de la derecha, que defiende los intereses de las grandes empresas de este país.

 

¡Qué no te tomen el pelo!

 

Fuente: Kaos en la red