Intersindical Canaria tilda de “simplista y desafortunado” el análisis de Blas Trujillo sobre la problemática del HUC

 

El sindicato niega que las carencias del HUC sean responsabilidad del personal, como asegura el consejero de Sanidad, y recuerda que el centro hospitalario adolece de déficit de personal desde el año 2009, cuando se integró en el SCS

 

Catalina Darias: “El personal ha trabajado unas 80.000 horas por encima de la jornada legalmente establecida, lo que repercute directamente en la calidad asistencial”

 

Intersindical Canaria tilda de “desafortunada” la intervención que el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, realizó esta semana en el pleno del Parlamento de Canarias el martes, día 14, en la que responsabilizó al personal del Hospital Universitario de Canarias (HUC) de las carencias del centro hospitalario.

 

“El análisis simplista que el máximo responsable de la Sanidad canaria ha hecho de la problemática que sufre el Hospital, así como de su servicio de Urgencia, nos lleva a pensar que o falta a la verdad de forma intencionada o ha recibido información altamente sesgada”, ha explicado la portavoz de la Federación de Salud del sindicato, Catalina Darias.

 

En este sentido, desde el sindicato recuerdan que cuando el HUC se integró en el Servicio Canario de la Salud (SCS), en el año 2009, ya adolecía de un déficit de personal de cerca de 600 trabajadores, “lo que ha supuesto continuas cargas laborales y asistenciales extremas que se vieron agravadas en el 2013 cuando el centro hospitalario tuvo que asumir, sin partida presupuestaria adicional, la atención del área norte de salud de Tenerife y de La Palma”, ha señalado Darias.

 

Según el sindicato, la conversión del HUC como centro de referencia supuso que el personal tuviera que hacer frente a la atención de cerca de 600.000

 

habitantes más sin que se reforzaran y adaptaran los recursos humanos y materiales a las necesidades reales del centro.

 

En cuanto al servicio de Urgencias del centro tinerfeño, desde Intersindical Canaria señalan que esta área tampoco se ha adecuado a las necesidades derivadas del incremento de la población asignada. “Las instalaciones no estaban concebidas para ser las propias de un centro de referencia y la falta de camas ha condicionado los reiterados colapsos que siguen sin corregirse”, ha explicado Catalina Darias.

 

 

 

Malas condiciones laborales

 

Asimismo, la organización sindical achaca la fuga de profesionales que padece el Hospital a las malas condiciones laborales que existen en el centro que suponen un trato discriminatorio con respecto a otros hospitales públicos, como el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, “el otro centro de referencia en la Isla que situado a menos de un kilómetro de distancia cuenta con mejores y más estables condiciones laborales”.

 

Según Catalina Darias, esas condiciones de trabajo repercuten directamente en la calidad de la asistencia sanitaria. “Gran parte del personal no  ha podido hacer uso de sus permisos reglamentarios, ha trabajado unas 80.000 horas por encima de la jornada legalmente establecida y ha tenido que realizar comunicaciones de descargo porque, pese a redoblar esfuerzos, no han podido garantizar la seguridad de los pacientes”.

 

Por otro lado, Intersindical Canaria recuerda que las diferentes acciones de mejora de las instalaciones del HUC se han llevado a cabo tras forzar a los sucesivos responsables del centro a través de la Fiscalía.

 

“El HUC y sus trabajadores, así como el área de referencia del Hospital, han sido discriminados de forma sistemática por los diferentes responsables públicos que han consentido y perpetuado la política continuista que nos ha traído hasta la actualidad, solo esperamos que el nuevo consejero de Sanidad rectifique su postura y sepa reconducir la situación desastrosa que se vive en los centros sanitarios de Canarias”, ha asegurado Catalina Darias.

 

Canarias, a 16 de julio de 2020