El nuevo Pacto de Toledo

 

Por Prudenci Vidal Marcos

 

 

 

La comisión parlamentaria del Pacto de Toledo lleva reunida toda esta legislatura en la que durante tres años no se han puesto de acuerdo en casi ninguno de los temas que más están acuciando al sistema público de pensiones.

 

Todos sabemos que los jubilados, menospreciados por el Partido Popular con la reforma del 0’25, manifestaron su gran descontento por las medidas socio laborales que la crisis, dirigida, conducida y orientada por los neoliberales de toda Europa y muy especialmente por los magnates de la Unión Europea, y ocuparon las calles para decir BASTA!

 

Pues bien ante la fuerza persistente y la extensión de La Marea Pensionista que formó la Coordinadora Estatal en todas las comunidades autónomas y la forzada eliminación del panorama político del gobierno de don Mariano Rajoy y sus ministros, los partidos de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo anunciaron que se habían puesto de acuerdo en la recomendación de la revalorización de las pensiones según el IPC.

 

Este acuerdo no llenó de suficiencia programática las necesidades y las reivindicaciones del movimiento pensionista, antes al contrario. Si se pretendía desactivar las movilizaciones de los luchadores pensionistas, éstos han incrementado su presencia en las calles y su insistencia en que se garantice la suficiencia del sistema público de pensiones con las medidas que en su reunión con la ministra Valerio propusieron. Pero a la inacción del gobierno socialista que dilata el tiempo hasta llegar a las elecciones con demoras a las medidas que se van a ver obligados a tomar, nos encontramos ante la posibilidad que los partidos de izquierda acuerden medidas cuya lectura y posterior no aplicación sean de una redacción tan genérica que sólo sean proclamas al viento y no un estricto reconocimiento. Si las palabras siempre son importantes, en este caso lo son mucho más y los pensionistas están, ojos avizores, a la expectativa de que la específico lo conviertan en genérico sin la posibilidad de que se reclamen derechos por la imprecisión del lenguaje de sus recomendaciones.

 

Los jubilados y pensionistas han visto como las demandas en los juzgados de lo social han sido rechazadas por esta misma imprecisión: los derechos son proclamas pero no reglamentos judicializables que puedan ser exigidas sus vulneraciones o incumplimientos. Y ahora corremos el mismo peligro con el lenguaje de la redacción en la comisión de los Pactos de Toledo.

 

El horizonte de las próximas elecciones del mes de mayo les obliga de una parte a mostrar al electorado su capacidad de pacto para hacer colecta de votos entre los pensionistas y jubilados y por otra a no comprometerse para no poder ser señalados el día de mañana.

 

Sus recomendaciones deben ir en dos direcciones fundamentales. La primera, contentar a los actuales pensionistas con el compromiso del mantenimiento del poder adquisitivo  y mejora de las pensiones insuficientes y que se alejan en un horizonte imperceptible de las recomendación de los 1080€ que se propone como objetivo de una vida digna. Por otro, un mensaje claro a los futuros pensionistas de que el sistema público atenderá sus derechos el día de mañana y que en el futuro sus pensiones no serán modificadas con variaciones en los conceptos de cálculo de su base reguladora. Por todo eso y por otras muchas cosas más, recomendamos a los redactores de los acuerdos que utilicen un lenguaje absolutamente inteligible, práctico y que huya de las generalizaciones, sobre todo en los temas en que el uso de soluciones genéricas vayan a “contentar a todos”.

 

Recomendamos, desde La Marea Pensionista, que se aborden todos los temas que afectan a las pensiones con la eficiencia y claridad con que se abordaron las reformas de las pensiones y las reformas laborales. Le les puso unos “deberes” y deben presentarlos a corto plazo con las soluciones que no solo contenten a todos, si no que proporcionen seguridad a los presentes y futuros pensionistas.

 

Vamos a recordárselo el día 2 de febrero con unas manifestaciones en todas las comunidades autónomas y en la que los partidos se jugarán al apoyo electoral de más de nueve millones de pensionistas que para ir a votar y elegir una papeleta se preguntarán: ¿Qué hay de lo mío? ¿Qué has hecho tú en las propuestas del Pacto de Toledo? ¿Quién ha tenido en cuenta las recomendaciones de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones?

 

Porque las barreras mentales que a veces han conformado nuestra ideología se han derrumbado y estamos dispuestos a cambiarlas otorgando nuestro apoyo a quienes se hayan mostrado en la dirección en que nos hemos expresado en estas líneas.

 

No pueden quitarse “el marrón” de encima de cualquier forma, utilizando un lenguaje vago, inexplícito con unas gafas de corto alcance que sirvan para salir del paso y que dentro de pocos meses nos encontremos en situaciones similares a las de hoy. Nuestro programa es claro, intenso y esperamos que las medidas que adopte en gobierno socialista sean igual de claras y de eficaces como las hemos expresado y utilizando un lenguaje igual de claro.

 

Por cierto aún están a tiempo de recibir a los representantes de los pensionistas que no son otros que los portavoces de la Coordinadora Estatal!

 

Prudenci Vidal Marcos

 

Miembro de la Marea Pensionista